Ácido hialurónico para la piel: beneficios y rutinas

Estamos convencidas de que, al leer el inicio del titular, has pensado: “Ácido hialurónico. Esto me suena. Sé lo que es”. Pero… ¿estás segura? Muchas veces y a fuerza de encontrárnoslos en nuestro día a día, pensamos que conocemos mucho mejor algunos términos que luego, a la hora de estudiarlos un poco más de cerca, terminan sorprendiéndonos y descubriéndose mucho más interesantes de lo que en un principio nos pudieran parecer. Este es el caso de nuestro protagonista de hoy. Sigue leyendo y descubrirás cómo el ácido hialurónico y sus múltiples beneficios le convertirán en el mejor aliado para el cuidado de tu piel.

También conocido como AH, el ácido hialurónico lleva toda la vida entre nosotras, no obstante, forma parte de la Santísima Trinidad de la dermis junto al colágeno y la elastina y también podemos encontrarlo en cartílagos y articulaciones. Aun así, no fue hasta su primer aislamiento en 1934 que empezamos a profundizar en sus aplicaciones y beneficios. Desde entonces, este agente hidratante ha sido un must en todas nuestras rutinas antiaging gracias, entre otras cosas, a que es un activo apto para todo tipo de pieles, pero especialmente para aquellas que son más secas.

¿Qué beneficios tiene el ácido hialurónico para la piel?

Llegados a este punto, seguro que ya habrás echado un vistazo a los ingredientes de tu crema hidratante favorita y habrás encontrado entre ellos el ácido hialurónico. Porque sí, uno de los principales beneficios de este simpático polisacárido es el de actuar como agente hidratante y ayudar a que tu piel se mantenga con un aspecto joven.

Pero, por si este papel no fuese ya de por sí suficientemente importante, el ácido hialurónico es altamente beneficioso por otros muchos motivos que, si te apetece, te invitamos a repasar a continuación:

  • - Efecto rellenador y reafirmante: dentro de la propiedad viscoelástica del ácido hialurónico, esta macromolécula actúa como agente estabilizador de la estructura de la piel y favorece la reorganización de la matriz extracelular.
     
  • - Aumenta la elasticidad de la piel: íntimamente relacionado con el punto anterior, pero también con la propiedad higroscópica del AH, su uso ayuda a alisar las superficies ásperas de la piel y contribuye a su fortalecimiento, mejorando su elasticidad y resistencia.
     
  • - Reparación de daños en la barrera cutánea: presente de forma natural en nuestra piel, el ácido hialurónico colabora a mantener su hidratación, firmeza y elasticidad. Lamentablemente, el paso de los años hace que la producción de AH por parte de nuestro organismo disminuya, con las consiguientes y odiosas consecuencias que ya te imaginas. Por eso, la inclusión de una aplicación tópica de ácido hialurónico en nuestra rutina de cuidado de la piel puede convertirse en nuestro mejor secreto de belleza.
     
  • - Disminuye y reduce arrugas y líneas de expresión: a las funciones reparadoras y reafirmantes que te acabamos de comentar se une otra tanto o más importante, puesto que el AH te permite luchar contra los signos visibles de la edad de forma sencilla, sin necesidad de tratamiento quirúrgico, con resultados naturales y preservando en todo momento el dinamismo facial. 

¿Cómo introducir el ácido hialurónico en la rutina diaria?

La piel no sólo es el órgano más grande de nuestro cuerpo, sino que también es el único que se encuentra directa y constantemente expuesto al exterior. Además, su función protectora nos mantiene a salvo de agentes patógenos como virus o bacterias, al mismo tiempo que nos ayuda a controlar la temperatura corporal. Todo ello, sin olvidar que nos proporciona el sentido del tacto. ¿De verdad hace falta recordar la importancia de cuidar nuestra piel y dedicar un poco de nuestro tiempo a mimarla? 

Ya hemos visto las propiedades y beneficios del ácido hialurónico, al mismo tiempo que hemos recordado cómo de primordial es cuidar y dedicarnos tiempo a nosotras mismas y a nuestra piel. Ahora, solo nos queda profundizar un poco más en “el cómo”, es decir, la manera de hacer que el ácido hialurónico y nuestra piel se encuentren de la mejor manera posible a través de nuestra rutina diaria.

Ahora, que ya hemos dejado claros y diáfanos los beneficios del ácido hialurónico para nuestra piel, es el momento de adentrarnos, paso a paso, en la rutina diaria de MartiDerm que te proporcionará el cuidado cutáneo del nivel que te mereces. ¡Vamos allá!

1. Una vez que hayas eliminado las pequeñas impurezas de tu cara con un buen limpiador facial en gel, nuestro primer paso será utilizar un contorno de ojos. Antes de que te lances a la aventura, recuerda que estamos hablando de una zona muy específica, con una piel distinta a la que encontraremos en el resto del rostro. Por ello, no solo hemos de tratarlo de forma especial, sino que también debemos usar un producto específico. En este sentido, Sublime Expert Eye Contour es la mejor opción, no solo porque tiene ácido hialurónico (que también), sino porque te permitirá, entre otras cosas, mejorar en torno a un 20 %* la coloración de las ojeras e incrementar un 15 %* la firmeza de la zona, al mismo tiempo que aportará luminosidad a tu mirada.

Sublime Expert Eye Contour, contorno de ojos con ácido hialurónico

2. Una vez hecho el check al paso anterior, nos adentramos ahora en el ‘mundo sérum’, que puede ser en formato ampolla, dosificador o shot. Recuerda que, dentro de una rutina adecuadamente diseñada, dispondremos de sérums pensados para su uso diferenciado, según las necesidades de la piel.

a. Formato ampolla: las Photo Age HA+ son tus partner in crime. De fácil absorción, este sérum no solo hidrata e ilumina tu piel, sino que también te ayuda a suavizar la apariencia de las arrugas y a reducir los signos del fotoenvejecimiento gracias al poder antioxidante que le confiere la Vitamina C-Tech, sumado al Proteum 89+, el proteoglicano exclusivo de MartiDerm.

Photo Age HA+, ampollas con ácido hialurónico

b. Formato shot: Si prefieres el sérum en formato shot, en este caso tu aliado tanto de día como de noche, es el Shot Hyaluronic Firm. Se trata de un gel concentrado en el que se combinan cinco tipos de ácido hialurónico de diferentes pesos moleculares, que te aportarán una hidratación intensa y muy duradera.

Los estudios clínicos avalan el uso de este producto, con datos aplastantes como que el 100 %** de las usuarias han testado Shot Hyaluronic Firm coinciden en que aporta hidratación inmediata

Shot Hyaluronic Firm, sérum con ácido hialurónico

3. Nuestra rutina facial no termina con los sérum. Ya casi estamos, pero aún nos quedan un par de pasos igual de importantes a la hora de mimar nuestra piel. Es por eso que le llega al turno a la crema, con Amatist Day Cream como la gran protagonista, gracias a la presencia de activos como el Phyto-retinol y la rosa mosqueta; que conseguirán sacar lo mejor de las pieles maduras, a las que harán sentirse luminosas y vitales en todo momento.

Amatist Day Cream, crema para pieles maduras y para disimular los efectos del paso del tiempo en la piel

4. No podíamos terminar nuestra rutina diaria sin ponerle un broche de oro final. En este caso, lo haremos aplicando un contorno de labios que nos permita rejuvenecer el aspecto de unos de los principales objetivos de todas las miradas. Para ello, el Lip Supreme Balm es infalible. Esto no es algo que digamos nosotras, sino que lo corroboran los estudios clínicos en los que el resultado de su uso afirma unos labios hidratados, más sedosos y brillantes en el 87 %, 84 % y 84 %**** de los casos, respectivamente.

Lip Supreme Balm, bálsamo labial con ácido hialurónico

Estos resultados son posibles gracias a la presencia de activos como el ácido hialurónico y el 3D-Peptide, que permiten a nuestro labial voluminizar, rellenar y definir los labios, aportándoles brillo natural y sensación de frescor.

Estamos convencidas de que, llegadas a este punto, ya eres casi una experta sobre el ácido hialurónico, sus beneficios y cómo la implementación en tu rutina diaria de productos que lo contengan sólo podrá aportarte cosas positivas a ti y a tu piel. 

En cualquier caso, si este artículo ha conseguido abrirte el apetito, no olvides que en MartiDerm ponemos a tu disposición la más amplia gama de productos con ácido hialurónico, con los que podrás diseñar la rutina facial que te permitirá conseguir una piel perfecta. ¿Te animas?

Referencias:

*Según un estudio clínico in vivo sobre 22 mujeres de entre 34 y 54 años, bajo control dermatológico y oftalmológico. Efecto inmediato tras una única aplicación. Mejora de firmeza mediante Cutometer MPA580 tras aplicar el producto dos veces al día (mañana y noche) durante 28 días. Eficacia antiedad inmediata y a largo plazo bajo control dermaólogico. .Ref:VV_ET-16/20DXT2(DF)B_071_21_001.

**Según un estudio clínico realizado bajo control dermatológico en 30 hombres y mujeres de entre 25 y 50 años. Tras aplicar el producto 2 veces al día, mañana y noche, durante 56 días. Referencia 1. Test de uso bajo control dermatológico. Hidratación inmediata. Ref: E210523RD.

***Según un estudio clínico in vivo sobre 22 mujeres de entre 44 y 69 años bajo control dermatológico. Evaluación objetiva de la eficacia antiarrugas mediante Topometría (FROTIS) tras 28 días de uso aplicado 2 veces al día. Eficacia antiarrugas bajo control dermatológico y valoración subjetiva. Ref: 14-1193/0; 13-1084/0 / 13.0468.

****Según un estudio clínico in vivo sobre 31 mujeres de entre 41 y 60 años bajo control dermatológico. Determinación objetiva de la mejora máxima de rugosidad de los labios mediante tecnología AEVA-HE proyección de franjas tras 28 días de uso aplicado dos veces al día. Test de uso bajo control dermatológico y valoración subjetiva. Ref: 11880919.A.

Siguientes artículos